A los brasileños tampoco les gusta la SOPA

A los hermanos brasileños parece que tampoco les gusta la SOPA. El 5 de marzo de 2012 tuvo lugar la segunda reunión ordinaria del Comité Gestor de la Internet en el Brasil (CGI, Comité Gestor da Internet no Brasil), y mediante la ‘Resolución CGI.br/RES/2012/003/P‘el organismo se posicionó claramente en contra del congelado anteproyecto norteamericano de ley Stop Online Piracy Act (SOPA). Esto significa un avance interesante que podría extenderse en la región.

La resolución considera que el anteproyecto SOPA es represivo y una amenaza contra la Internet del Brasil. Toma en cuenta, además, las diferentes movilizaciones de protesta y resistencia que hubo en Internet contra el anteproyecto estadounidense.

Considera que una eventual aprobación de la ley estadounidense tendría efectos muy negativos sobre el funcionamiento y desarrollo de Internet en Brasil. La misma expresa también que la implementación de medidas jurídico-tecnológicas como las proyectadas en SOPA violarían varios principios y garantías reconocidos en el Decálogo de Conceptos del mismo Comité.

En primer lugar, los miembros del organismo advierten que de ser aprobado un proyecto como SOPA se verían afectados principios y garantías elementales de toda sociedad democrática: la libertad de expresión, la privacidad u otros derechos humanos. Estos principios deben atravesar la red tanto en Estados Unidos como en Brasil. Para el Comité las barreras contra los grandes infractores de derecho de autor podrían generar tratamientos desiguales y distorsiones en la Internet global.

En segundo lugar, el Comité entiende que proyectos como SOPA podrían introducir mecanismos supra-judiciales que acabarían por deformar la red, generar privilegios y afectar la neutralidad. Para el Comité, el tráfico que circula por la red no debe ser afectado por motivos políticos, comerciales, religiosos, culturales o cualquier otra forma de discriminación. Afirman que éste es un típico caso donde la legislación local puede afectar legislaciones, instituciones e intereses a nivel internacional.

En tercer lugar, los miembros del Comité expresan que las luchas contra diferentes ilícitos en Internet no deben afectar los medios de acceso o transporte que significan la misma red. En este sentido, en la resolución se afirma que la lucha contra estos ilícitos debe dirigirse sólo contra quienes cometen los ilícitos y no indiscriminadamente contra todos los ciudadanos. Además, se remarca que SOPA atentará contra el debido proceso legal y el principio de inocencia.

El Comité Gestor de Internet se creó en 1995 y fue redefinido por el ex presidente Inacio Lula Da Silva en 2003. Tiene por objeto coordinar e integrar todas las iniciativas de servicios de Internet en Brasil. Está compuesto por miembros del gobierno, del sector empresarial, de la comunidad académica y del tercer sector de ese país.

El CGI se construyó durante estos años como un modelo de gobierno multilateral de Internet con participación y elección democrática de los representantes de la sociedad civil. Se parece mucho a la Agenda Digital Argentina, pero el Comité tiene mayor poder de fuego sobre lo que ocurre y circula por sus redes electrónicas de Brasil.

La Resolución del Comité de Gestión de Internet termina siendo enfática y directa. El ambiente legal y las regulaciones deben preservar las dinámicas que han permitido que Internet crezca como un espacio de colaboración. Esta es la posición de la República Federativa del Brasil a pocos meses de los alarmantes intentos regulatorios en Estados Unidos. Es posible y deseable que esta resolución sirva de modelo e inspire otras declaraciones y resoluciones en la región sur del mundo.

* El Dr. Ariel Vercelli es Presidente de BIENES COMUNES A. C. e Investigador del CONICET / IEC-UNQ. Columna publicada en la sección de Tecnología de Télam. Sin licencia.

Deja un comentario