La pasin por mejorar los sistemas informticos, las culturas, el mundo entero

La lista de temas a mejorar, optimizar, adecuar y militar polticamente es interminable. En la historia de la humanidad este juego de traducciones y adecuaciones socio-tcnicas del mundo ha tenido muchos picos altos e intensos. El desarrollo de la cultura hacker y su expansin a nivel mundial es, sin dudas, uno de estos momentos histricos. Las comunidades de hackers comienzan a abandonar el cascarn de la subcultura y una nueva cultura emerge a nivel global.

En las dcadas del 50 y 60 los primeros hackers se formaron dentro de comunidades vinculadas al diseo de computadoras y programas informticos. Los hackers podan definirse entonces como personas entusiastas y amantes de los programas de computadoras, como aquellos que disfrutaban del conocimiento ntimo de los sistemas digitales y las redes electrnicas. Las comunidades de hackers nacieron de y en los laboratorios acadmicos de todo el mundo.

Todava hoy los hackers se caracterizan por su actitud ldica, su pasin hacia el conocimiento compartido, un fuerte compromiso tico-poltico y, sobre todo, por la construccin de soluciones inteligentes y elegantes. En partes fundamentales, Internet nace de estas subculturas. Entre otros, el software libre, el concepto de copyleft, los sistemas operativos GNU/Linux, la tradicin de las fuentes abiertas, la World Wide Web o los navegadores nacen de estas comunidades.

En la dcada del 80 y 90 las comunidades de hackers y sus subculturas (muchas contraculturas) comenzaron a expandirse a nivel mundial de la mano de las tecnologas digitales y la expansin de las redes electrnicas distribuidas. Aparecieron nuevas generaciones de hackers, las comunidades se volvieron ms distribuidas y menos acadmicas. Sin abandonar el amor y la pasin por las soluciones elegantes su militancia y compromiso comenz a ir ms all del software.

En la dcada del 80 los hackers tambin comenzaron a ser estigmatizados y a tener mala prensa. A nivel mundial se produjo una maliciosa e intencionada desinformacin por parte de los medios masivos de comunicacin: los hackers tambin pasaron a ser vistos como criminales. Esta resignificacin se oper a travs de la asimilacin de los hackers a los crackers. Es decir, a aquellos criminales informticos que invaden computadoras y redes tanto pbicas como privadas.

Hacia el inicio de este siglo, ms all de las resignificaciones mal intencionadas, las comunidades de hackers comenzaron a vincularse ms con el activismo hacktivismo y a conformar movimientos que promueven la apertura y libertad del software, la informacin, el conocimiento, las tecnologas, los bienes comunes y la cultura en general. Hace pocos aos estos movimientos se volvieron ms locales / regionales y directamente comenzaron a sumarse a causas polticas.

En la actualidad se observa que aquella pasin por mejorar los sistemas informticos ha ido mucho ms all de las redes electrnicas. Ha dejado de ser una subcultura, se ha convertido en cultura, se ha transformado en pasin por cambiar el mundo. As, hay hackers informticos, polticos, abogados, cientficos, mdicos, periodistas, deportistas, asistentes sociales, sindicalistas, etc. Esta cultura vive en todos aquellos que quieren aportar algo para la construccin de un mundo mejor.

La Repblica Argentina, la regin sur, el mundo entero necesita de este emergente cultural. Necesita de hackers inteligentes, comprometidos, silenciosos y pacficos. El sabor de la optimizacin de un sistema, de compartir, de incluir a los que menos tienen, de proteger y expandir los bienes comunes es algo incomparable. La cultura hacker se volvi militancia poltica distribuida. Se necesitan revolucionarios en todos los mbitos de la produccin y reproduccin humana.

* El Dr. Ariel Vercelli es Presidente de BIENES COMUNES A. C. e Investigador del CONICET / IEC-UNQ. Columna publicada en la seccin de Tecnologa de Tlam. Sin licencia.

Deja un comentario